5 tendencias tecnológicas que pueden impactar la infraestructura digital en 2021

Justin Dustzadeh

Predecir las tendencias tecnológicas es una tarea desafiante, más aún después de un año en el que el mundo cambió de manera imprevista. En 2020, un año que fue todo menos típico, las circunstancias aceleraron años de transformación digital en solo meses, lo que trajo un impacto profundo y sostenido en la forma en que vivimos y trabajamos. COVID-19 ha acelerado la adopción digital en todas las empresas de todas las industrias y también ha destacado el papel fundamental que desempeñan la infraestructura y la tecnología digital para permitir el éxito empresarial.
Los tecnólogos de Equinix analizaron recientemente lo que creemos que son las mayores predicciones de tecnología y tendencias de infraestructura digital para el próximo año y más allá. Esto es lo que creemos que sucederá:

La infraestructura nativa de la nube dominará

No es un secreto que la infraestructura tradicional no se diseñó para satisfacer las demandas del negocio digital actual.

El negocio digital se basa cada vez más en software moderno y en un uso extensivo de tecnologías nativas de la nube (cloud-native) y de código abierto (open-source). En pocas palabras, el nativo de la nube es un enfoque de desarrollo de software que promueve el uso de tecnologías de computación en la nube y tenets como microservicios, API-first, contenedores y DevOps, así como capacidades relacionadas como la orquestación de contenedores (por ejemplo, Kubernetes), malla de servicios (por ejemplo, Istio) e infraestructura inmutable.

Estas tecnologías juntas permiten a las organizaciones crear, ejecutar y orquestar rápidamente aplicaciones escalables que se pueden distribuir e implementar a nivel mundial, generalmente aprovechando una arquitectura híbrida de múltiples nubes. Estas implementaciones distribuidas tienen requisitos cada vez más estrictos en términos de latencia, disponibilidad, rendimiento y agilidad, y dependen en gran medida de la infraestructura que ofrece capacidades de autoaprovisionamiento, escalado y recuperación automática a través de software.

La infraestructura digital es más importante que nunca. Años de transformación digital han sucedido en tan solo unos pocos meses, y la tendencia solo se acelerará. IDC predice que “para fines de 2021, según las lecciones aprendidas, el 80% de las empresas implementarán un mecanismo para cambiar a una infraestructura basada en la nube y a aplicaciones dos veces más rápidas que antes de la pandemia”.[1]

Esta alteración representa un cambio fundamental en la forma en que se diseñó la infraestructura tradicional.

La infraestructura digital moderna (centro de datos, red y hardware) debe abstraerse completamente a través de API y orquestado mediante software. Este enfoque permite a los desarrolladores de aplicaciones implementar y administrar la infraestructura distribuida a la velocidad del software, para que puedan concentrarse en lo importante: innovar y crear excelentes aplicaciones. Dichas abstracciones requieren construir observabilidad en tiempo real en la infraestructura y desarrollar interfaces programáticas a través de las cuales el estado deseado se puede definir de forma declarativa, para cualquier componente o cualquier combinación de componentes, de un extremo a otro, desde el edge hasta la multinube.

Con un escenario de este tipo, implementar y gestionar la infraestructura distribuida se resume a la construcción de un sistema distribuido adaptativo de closed-loop. La única forma en que esto se puede lograr de manera efectiva a escala es a través de software y las tecnologías abiertas.

Nuestra visión para la infraestructura definida por software es que todo lo que pueda automatizarse se deba automatizar mediante software. La capacidad de virtualizar y/o contener y abstraer las cargas de trabajo de los dispositivos físicos subyacentes ha dado lugar a paradigmas cambiantes, como la infraestructura de código y la infraestructura inmutable, lo que permite un despliegue rápido de recursos de infraestructura y plazos de implementación más rápidos, especialmente en un entorno híbrido multicloud.

El 2021 traerá una proliferación y una adopción acelerada de tecnologías nativas de la nube en prácticamente todas las capas de la infraestructura, así como para la orquestación de la infraestructura digital desde el edge hasta la multinube.

Vea cómo los líderes digitales están preparados para lo que está por venir

GXI Vol. 4 rastrea los cambios en la economía digital y sus impactos en los negocios digitales. Explore cómo los líderes usan su infraestructura digital para impulsar el crecimiento, dónde está sucediendo y cómo puede usar la interconexión para mantenerse competitivo.

Lea más
Stunning aerial view at night of the very crowded Hong Kong island streets, Shot above the Sai Yin Pun district
80%

Para fines de 2021, según las lecciones aprendidas, el 80% de las empresas implementarán un mecanismo para cambiar a una infraestructura basada en la nube y a aplicaciones dos veces más rápidas que antes de la pandemia

El paradigma de Edge-First impulsará la innovación

De acuerdo con los distinguidos analistas VP de Gartner, Nick Jones y David Cearley, “para 2023, más del 50% de los datos generados por las empresas se crearán y procesarán fuera del centro de datos o la nube, frente a menos del 10% en 2019”. En un mundo que se vive y trabaja cada vez más en el edge, la informática continúa moviéndose—a un ritmo sin precedentes—de los centros de datos centralizados a una infraestructura distribuida e interconectada posicionada en ubicaciones edge cercanas a las fuentes de creación y consumo de datos.

Ya se trate de videoconferencias, herramientas de colaboración, transmisión, juegos o viajes compartidos, las aplicaciones modernas de hoy en día se diseñan cada vez más desde cero para una implementación automatizada y elástica en el edge. Allí, se deben procesar rápidamente grandes cantidades de datos que se originan en múltiples fuentes. El edge es también donde muchas aplicaciones y microservicios deben interconectarse con baja latencia para brindar la mejor experiencia de usuario posible. La implementación de aplicaciones distribuidas en múltiples ubicaciones del edge y niveles de infraestructura, desde el edge hasta la multinube, requiere una comprensión y una evaluación exhaustivas de las compensaciones arquitectónicas, incluido el diseño de zonas de disponibilidad, mallas de servicios distribuidos, gestión del tráfico, canalizaciones de datos, seguridad, almacenamiento en caché y gestión del estado.

Además, a medida que la computación y los datos se trasladen al edge, surgirán nuevas limitaciones de infraestructura específicas del edge. Estos incluyen requisitos de capacidad y disponibilidad relacionados con la huella, energía, red, computación y hardware de almacenamiento, así como necesidades de modularidad y extensibilidad, multi-tenencia, operaciones totalmente automatizadas (NoOps) y zonas de disponibilidad que abarcan varios centros de datos. Estos, y más, deberán entenderse bien y optimizarse al mismo tiempo.

En 2021, veremos un impulso continuo en las implementaciones del edge y una ola de innovaciones tecnológicas a través de la infraestructura para abordar la complejidad de la escalación y orquestación de manera confiable de la infraestructura distribuida en el edge.

5G estará impulsado por una infraestructura de edge colocada de manera óptima

El 5G representa un importante punto de inflexión tecnológico. Predecimos que con el tiempo, el 5G será para lo inalámbrico lo que la banda ancha fue para el cable.

En 2021, veremos un impulso continuo en las implementaciones del edge y una ola de innovaciones tecnológicas a través de la infraestructura para abordar la complejidad de la escalación y orquestación de manera confiable de la infraestructura distribuida en el edge.

2021 será el año en que las empresas consideren la tecnología 5G en su planificación de implementación de infraestructura. Las capacidades del 5G de alto rendimiento requieren una infraestructura física que se extienda de manera óptima al edge. Al colocar aplicaciones y entornos de TI de “extremo-fijo” cerca del acceso 5G y a funciones básicas en centros de datos adyacentes a la nube y altamente interconectados, las empresas pueden aprovechar los beneficios de esta nueva y poderosa tecnología. La combinación de la nueva infraestructura digital y los centros de datos macro-edge existentes formará un poderoso modelo arquitectónico caracterizado por enormes cantidades de datos y recursos informáticos distribuidos disponibles en latencias más bajas. Esto permite paradigmas computacionales novedosos para nuevos casos de uso que antes no podían aprovechar tales avances.

Predecimos que con el tiempo, el 5G será para lo inalámbrico lo que la banda ancha fue para el cable. Justin Dustzadeh, Chief Technology Officer, Equinix

Como una tecnología de red de acceso, el 5G proporcionará una cobertura de área más amplia, de mayor confiabilidad, con un ancho de banda superior y mejor seguridad. Ofrecerá una experiencia omnipresente y siempre activa, con mejoras significativas en capacidad y rendimiento, incluyendo velocidades de datos 100 veces más rápidas (múltiples Gbps), latencia de red de acceso por radio muy baja (hasta 1 ms) y alta densidad de dispositivos. Dichas capacidades abrirán nuevas oportunidades y posibilidades novedosas para la robótica, drones, vehículos autónomos, telemedicina e internet táctil, por nombrar algunos.

Cumplir con la verdadera visión y la promesa del 5G no será fácil. A medida que crece el impulso global para las construcciones del 5G, el éxito dependerá cada vez más de la creación de un rico ecosistema digital de productores y consumidores, así como de la optimización de la función multivariable del sustrato de infraestructura subyacente, incluyendo el espectro, la red de acceso por radio, los centros de datos del edge, las redes de transporte, el hardware y la interconexión.

En la actualidad, aproximadamente el 80% de la población urbana/metropolitana de EE.UU. puede conectarse a los centros de datos de Equinix en un tiempo de ida y vuelta de la red de 10 milisegundos. Estos campus de centros de datos de macro-edge están interconectados en gran medida con nubes públicas, proveedores de red, proveedores de contenido y empresas, produciendo un marco que permite que el tráfico 5G se produzca de manera directa y local. Esto permite que el ecosistema del “fixed-side” se conecte de manera eficiente a la red 5G.

Una capacidad del 5G particularmente interesante que puede permitir nuevos modelos comerciales y casos de uso es la división de redes, que permite a los arquitectos crear y administrar la interconexión entre varios componentes en la misma red física para requisitos específicos como latencia, rendimiento o seguridad. Las aplicaciones habilitadas para el 5G deberán interconectarse a recursos que abarcan internet, nubes públicas o privadas y cargas de trabajo de cómputo del edge, preferiblemente ubicadas cerca de la función del plano del usuario (UPF, por sus siglas en inglés)

Los casos de uso avanzados del 5G requerirán un cambio fundamental en la infraestructura subyacente antes de que puedan escalar.

Para Equinix, hacer de la 5G una realidad comienza con aprovechar la huella y las capacidades de la infraestructura existente, al mismo tiempo que se identifica y planifica los casos de uso futuros que pueden beneficiarse de manera significativa de la expansión potencial de las implementaciones neutrales de infraestructura física de múltiples inquilinos más allá del edge.

Creemos que el centro de datos y la infraestructura física para el 5G deben ser modernos, escalables, flexibles, interconectados, neutrales y con múltiples inquilinos.

La IA se distribuirá y se moverá hacia el edge

Ciertamente, la IA no es un concepto nuevo, pero con los avances tanto en aprendizaje automático y profundo (machine & deep learning), la IA está preparada para transformar prácticamente todas las industrias, tal como lo hizo la electricidad hace unos 100 años. Según IDC, para 2022, el 80% de las organizaciones que cambien a un modelo de negocio híbrido gastarán 4 veces más en infraestructura de edge segura y habilitada para IA para ofrecer agilidad empresarial e información en tiempo real.[3]

La cantidad de computación utilizada en los entrenamientos más grandes de IA ha aumentado exponencialmente, se duplica casi cada tres meses y medio, y la eficiencia algorítmica de la IA se duplica cada 16 meses.[4] Estas métricas eclipsan drásticamente el período de duplicación de dos años de la Ley de Moore. Estas tasas significativas de mejoras tanto en el hardware como en la eficiencia algorítmica permiten que se ejecuten más cargas de trabajo de IA con menos hardware y menos recursos de procesamiento. Esta tasa de cambio aumentará en 2021 y más allá, a medida que la adopción y la omnipresencia de la IA se expanda en todas las industrias y organizaciones.

En un flujo de trabajo de IA típico, se recopilan y pre-procesan grandes cantidades de datos para la modelación. Luego, los modelos de entrenamiento se utilizan para la predicción o inferencia y se pueden ajustar de forma iterativa. Las nubes públicas han sido tradicionalmente un lugar atractivo para implementar IA, ya que los algoritmos y entrenamientos de IA funcionan mejor con grandes conjuntos de datos y clústeres de computación que pueden escalar automáticamente. Sin embargo, para un número creciente de casos de uso, existe la necesidad de implementar IA de manera distribuida y en el edge.

10 ms

Aproximadamente el 80% de la población urbana/metropolitana de EE.UU. puede conectarse a los centros de datos de Equinix en 10 milisegundos.

En estos casos, un conjunto adicional de requisitos estrictos relacionados con la latencia, el rendimiento, la privacidad y la seguridad requieren que algunos datos y procesamientos de IA, tanto para la inferencia como para el entrenamiento, estén cerca de los usuarios y a las fuentes de creación y de consumo de datos.

Cuando se trata de ejecutar cargas de trabajo de entrenamiento de IA en el edge, hay consideraciones y compensaciones que se deben tomar en cuenta. Estos incluyen potencia, rendimiento, privacidad de datos, seguridad de datos, gravedad y agregación de datos y simplicidad. De manera similar, para la inferencia en el edge, las consideraciones incluyen latencia, disponibilidad, recursos del dispositivo, privacidad de los datos, seguridad y agregación de datos.

En 2021, veremos un ritmo acelerado de implementaciones de IA en el edge para el entrenamiento y la inferencia de IA, junto con capacidades mejoradas de as-a-service para la automatización de la implementación de infraestructura y la orquestación de entornos híbridos de IA multicloud.

Vea cómo los líderes digitales están preparados para lo que está por venir

GXI Vol. 4 rastrea los cambios en la economía digital y sus impactos en los negocios digitales. Explore cómo los líderes usan su infraestructura digital para impulsar el crecimiento, dónde está sucediendo y cómo puede usar la interconexión para mantenerse competitivo.

Lea más
Worldwide Interconnection Bandwitdth Growth CAGR 2019-2023
Em 2021, veremos um ritmo acelerado de implantações de IA na edge para treinamento e inferência de IA, juntamente com recursos aprimorados como serviço para automação da implantação de infraestrutura e orquestração de ambientes de IA em multicloud híbrida."

Los centros de datos cambiarán hacia un objetivo positivo

A medida que la crisis climática global aumenta, las organizaciones líderes están cambiando los objetivos de  sustentabilidad corporativa de evitar el impacto negativo hacia la creación de un cambio positivo. Como mínimo, las empresas están elaborando estrategias alineadas con los objetivos del Paris Accord y reconociendo la necesidad urgente de descarbonizar las economías globales.

IDC predice que “para 2025, el 90% de las empresas del G2000 exigirán como requisitos previos para hacer negocios materiales reutilizables en las cadenas de suministro de hardware de TI, objetivos de neutralidad de carbono para las instalaciones de los proveedores y un menor uso de energía”.

Hasta la fecha, muchas empresas de centros de datos gestionan su consumo de energía y las correspondientes emisiones de carbono mediante innovaciones en el diseño y medidas de eficiencia energética. Varios operadores han ido un paso más allá al comprometerse con la energía 100% renovable y la neutralidad de carbono, y algunos se alinearon con el Green Deal de la Unión Europea (UE) que exige una total neutralidad de carbono en los centros de datos para 2030. En 2021, se espera que la economía digital continúe expandiéndose y acelerando, colocando a los centros de datos en una posición clave, con la responsabilidad de generar un impacto ambiental positivo.

En 2021, veremos un movimiento hacia los primeros proyectos importantes positivos de “ objetivos y sustentabilidad” en centros de datos.

Hay una variedad de posibles formas en que los centros de datos pueden tener un impacto ambientalmente positivo. Desde oportunidades indirectas para influir en el desarrollo de plataformas de alojamiento que pueden combinar con precisión pronósticos meteorológicos, patrones de uso y demanda, y capacidades como el deslastre de carga, hasta acciones específicas que incluyen el aprovechamiento de grandes soluciones de almacenamiento de energía en el sitio que brindan fuentes de energía instantáneas y flexibles, o incluso utilizar energía residual en forma de calor para desplazar la demanda energética local.

El cambio de un impacto neutral a uno positivo requerirá un enfoque impulsado por la tecnología. También requerirá la construcción de ecosistemas tanto globales como locales de partes muy interesadas. A largo plazo, la convergencia de esta tendencia y la aparición de aplicaciones de próxima generación que requieren latencias de ida y vuelta ultrabajas provocarán un cambio en las ubicaciones de los centros de datos. La próxima generación de centros de datos se descentralizará e integrará en las comunidades, sirviendo como ecosistemas resilientes para la computación, la conectividad, la energía y el calor.

Con un mayor enfoque en la sustentabilidad, se produce un cambio hacia los estándares de infraestructura de centros de datos abiertos, desde el diseño y la operación, hasta la administración de energía y uso de celdas de combustible y refrigeración de próxima generación. Esta tendencia acelerará la innovación de centro de datos y jugará un papel vital hacia el objetivo de positividad al reducir las barreras considerables que enfrentan los proveedores de equipos en el desarrollo de plataformas para servir instalaciones de centros de datos de misión crítica.

Una confluencia de factores, incluido el avance en las tecnologías habilitadoras (en parte a través de plataformas de hardware más abiertas y una mejor interoperabilidad entre proveedores), una urgencia cada vez mayor en la resolución del cambio climático mediante el desarrollo de fuentes de energía renovables y la integración en los mercados de energía mayoristas, los desafíos asociados del almacenamiento y las nuevas plataformas que requieren una latencia de extremo a extremo cada vez más baja y la necesidad de acercar los recursos informáticos y de red al edge, creará una nueva generación de proyectos de centros de datos con un objetivo positivo.

Reestructurando la infraestructura digital para el futuro

Si bien esperamos que el 2021 sea más predecible y menos sorprendente que 2020, está bastante claro que no hay vuelta atrás como eran las cosas. El crecimiento y la aceleración digital llegaron para quedarse, y con esa comprensión surge la necesidad de que los líderes digitales adopten las tecnologías y tendencias que darán a sus organizaciones una clara ventaja. Los líderes empresariales y tecnológicos que comprenden y adoptan estas macrotendencias estarán mejor preparados para contribuir a nuestro futuro en constante cambio.

En Equinix, ayudamos a los líderes digitales a reunir e interconectar su infraestructura digital aprovechando lo mejor de estas tecnologías transformadoras en cada capa de Platform Equinix® (centro de datos, interconexión y bare metal) y hacerlo de manera sustentable. Esto incluye permitir hoy día la orquestación de un extremo a otro de estas capacidades a la velocidad del software, aprovechando las API, las herramientas de código abierto y las tecnologías nativas de la nube que equipan a nuestros clientes para adelantarse al mañana.

Obtenga más información sobre estas y otras tendencias que impulsan el crecimiento digital y cómo aprovecharlas. Descargue el Índice de interconexión global Volumen 4 ahora.

 

 

[1]. “IDC FutureScape: Worldwide IT Industry 2021 Predictions,” IDC, October 2020, Doc #US46942020.

[2]. Nick Jones and David Cearley, “Top 10 Strategic Technology Trends for 2020: Empowered Edge,” Gartner, March 10, 2020, ID G00450640.

[3]. “IDC FutureScape: Worldwide Future of Digital Infrastructure 2021 Predictions,” IDC, October 2020, Doc #US46470820.

[4]. Raymond Perrault et al, “The AI Index 2019 Annual Report,” AI Index Steering Committee, Human-Centered AI Institute, Stanford University, Stanford, CA, December 2019.

La próxima generación de centros de datos se descentralizará e integrará en las comunidades, sirviendo como ecosistemas resilientes para la computación, la conectividad, la energía y el calor.
Justin Dustzadeh
Justin Dustzadeh Chief Technology Officer